Tormenta de verano en la Nao

Nao Victoria. Puerto deportivo de Garrucha. 29 Agosto 2013

Nao Victoria. Puerto deportivo de Garrucha. 29 Agosto 2013

Por Ángel Montalbán:

Cambios… suele ser el estado normal de la Nao Victoria. Es curioso cómo siendo tripulante de la embarcación te diriges a ella como un ser vivo. Estos días en los que el tiempo ha cambiado en todo el país, las lluvias de verano por así decirlo, también han cambiado a la Nao.

Para un tripulante que desde la niñez no vivía los cambios constantes del mar, se sorprende ante la inmensidad que es contemplar el mar y el cielo a la vez. Dejar de lado esa calma que tan plácidamente se adapta a una forma de ver y ser.

En estos dos últimos días, el temporal se ha dejado notar en el puerto deportivo de Garrucha. La Nao abrió al público como de costumbre, pero su balanceo nos advertía que podría caer una buena tormenta.  Así fue, por desgracia o fortuna los dos chapuzones de la semana siempre han sido de noche. Ayer, como buen jueves, fue el día en el que los tripulantes de la Nao sacaron su alma de marineros. El viento no era favorable y la lluvia nos hizo cerrar más temprano.  De pronto, la calma dejó paso a las órdenes de la marinera Cristina, tripulante de mayor rango cuando no están sus superiores; nos dictaba la maniobra para dejar la escala en condiciones para la tormenta y acondicionar el barco como es debido.

Los cabos rozaban mis manos, el trabajo en equipo se notaba y de nuevo salieron a reducir esa fuerza bruta que llevamos todos dentro y que sale en momentos necesarios. Al acabar la maniobra, todos estábamos chorreando por la lluvia, pero lo importante fue sentir el “subidón” de energía y trabajo en equipo. Posteriormente nos resguardamos en nuestras pequeñas estancias y esperamos a que el sol nos despertara para seguir con nuestras monótonas actividades de mantenimiento en la Nao.

Tras este pequeño entrante, todos deseamos que pronto comencemos la nueva travesía; dejar de ser personas para convertirnos en parte de la nave. Aunque será triste dejar atrás mucha de la buena gente que hemos conocido en Garrucha, ellos comprenderán que nuestra naturaleza nos lleva a querer entrar en la mar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s